Las ventanas abatibles suelen ser las más utilizadas. Son recomendables para huecos que no sean muy grandes. Generalmente se colocan en lugares con techos altos, tambien las hay motorizadas.

Tienen una apertura superior que se produce cuando sus láminas se inclinan desde arriba de la ventana hacia el interior con una limitación en la apertura. Las ventanas abatibles nos ofrecen seguridad, comodidad y eficacia.